ConstruccionesInstalaciones

Las ventajas e inconvenientes de instalar suelo radiante

suelo radiante

Suelo radiante

Seguramente habrás oído hablar de la instalación de suelos radiantes, pero desconozcas las principales características y beneficios que se obtienen. Aunque consideremos que es una calefacción en expansión en nuestro país, cabe decir que no es así. En países nórdicos principalmente, nos llevan ventaja en este tipo de instalaciones. Es posible que exista mayor afinidad por un sistema de radiación convencional que hacia un suelo radiante, pero si estás dudan y no te decides por el mejor sistema a continuación, vamos a intentar despejar todas tus dudas al respecto:

¿En qué consiste un suelo radiante?

Consiste en instalar bajo el pavimento una red de tuberías que servirá de conducto para hacer circular el agua caliente o fría o bien aquellos suelos que son eléctricos y que funcionan mediante una resistencia que se calienta. De esta manera, conseguimos emitir el calor o frío desde el suelo hacia arriba. Ahora bien.

¿Qué ventajas e inconvenientes tendrá la instalación de suelo radiante?

Ventajas del suelo radiante.

  1. Ahorro energético: al ser un sistema de circuito por el subsuelo, la temperatura que emite será entorno a los 20ºC lo que producirá un ambiente de lo más agradable y constante. Al trabajar a bajas temperaturas, ahorraremos en energía y en economía.
  2. Uso de energías renovables: gracias al uso de generación de calor proveniente de energías renovables como la aerotermia, geotermia o sistemas de energía solar térmica.
  3. Ahorro en el espacio: al tratarse de un sistema bajo el suelo, no es necesario disponer de elementos a la vista y por tanto no ocupa lugar salvo para los conectores de las tuberías.
  4. Mejora la sensación de confort: gracias a que se produce un calentamiento del habitáculo de abajo hacia arriba, nos producirá una sensación muy agradable evitando las corrientes.
  5. Uniformidad del calor: al tratarse de un sistema que trabaja bajo toda la superficie, el calor, se reparte de manera equilibrada sobre toda la estancia evitando que se produzcan punto de más intensidad o menor.
instalar suelo radiante  

Inconvenientes del suelo radiante.

  1. Inmediatez en el encendido: uno de los inconvenientes que podemos destacar será el hecho del tiempo en calentar. La instalación de un suelo radiante tardará más tiempo en calentar el habitáculo que los radiadores u otro sistema de calefacción convencional.
  2. Apagado: al tratarse de un sistema que se caracteriza por un calentamiento no instantáneo también ocurrirá lo mismo a la hora de apagarse. Tardará un periodo de tiempo mayor que la calefacción convencional.
  3. Condensación de agua: en los meses de calor en los que hacemos uso intensivo del suelo radiante en baja temperatura, puede suceder, que si la instalación no está bien ejecutada produzca condensación de agua en algún punto y por tanto un deterioro de la instalación y de la superficie. Para evitar estas consecuencias, es recomendable (e incluso es un deber) instalar detectores que eviten alcanzar temperaturas demasiado gélidas y detectar a tiempo pequeñas condensaciones que pudieran producirse.
instalar suelo radiante Las instalaciones de suelo radiante suelen ser muy recomendables en las viviendas ocupadas de manera asidua, centros infantiles como guarderías, residencias, centros de salud y hospitales, estancias de techos altos, así como oficinas o lugares de trabajo determinados. Y ahora, ¿te has decidido sobre el sistema de suelo radiante o te siguen quedando dudas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *